Bariloche nos Propone Navegar el Nahuel Huapi: A bordo de un confortable velero, playas y bahías solitarias para deslumbrarnos

Topics: actividades en bariloche, paseos en bariloche, excursiones lacustres en bariloche, bariloche destino romántico, escapada a bariloche, luna de miel en bariloche, Bariloche, turismo en bariloche, vacaciones en bariloche, lagos de bariloche

ss-static-01

Si existe algo placentero en tiempos de vacaciones para desestresarnos, navegar en Bariloche por las aguas gélidas y cristalinas del Nahuel Huapi, que suelen bailar al compás del viento patagónico, debiera ser una decisión inapelable.

Durante la mañana o en los atardeceres, “Navegando Patagonia” ofrece una excursión de 3 horas aproximadamente en un velero con capacidad para 8 pasajeros, en el que sus dos expertos tripulantes, Nos llevarán a recorrer playas y bahías solitarias, con naturaleza virgen y que pocos conocen y jamás olvidan.

La embarcación es un velero Longarela 27, de 27 pies (8,13 m de largo y 3 m de ancho), con todas las comodidades necesarias en su parte externa, garantizando así el confort de los pasajeros. Su interior, muy luminoso y amplio, tiene 1.80 m de altura y dispone de una cocina con horno, mesa para 8 personas sentadas, camarote en proa y baño compartimentado.

Demás está decir que cumple con toda la normativa para la navegación en estas aguas, que posee balsa salvavidas reglamentarias y todos los elementos de seguridad exigidos por Prefectura Naval Argentina. La indumentaria requerida consiste en ropa y calzado cómodo; guantes, gorro y bufanda y por supuesto un buen abrigo impermeable. Sólo eso.

Partiendo desde Puerto Petunia (Av. Bustillo km 13.500), el recorrido comenzará por el Brazo Campanario hasta la Bahía de Puerto Bueno, en la que el paisaje simplemente deslumbra. Se continúa por el Lago Nahuel Huapi hasta arribar a la Isla de los Víveres y Puerto Venado, en jurisdicción de la provincia de Neuquén, en donde se ofrecerá a los pasajeros un rico desayuno o merienda, si es que realizan la excursión por la mañana o a primera hora de la tarde, o una picada y una copa de vino, si optan por el atardecer. El plus?? A lo largo del recorrido, quienes lo deseen, serán invitados a timonear el velero.

Tras disfrutar de la transparencia de las aguas, del silencio propio de la naturaleza, de observar aves y fantasear con la magia del lugar, la tripulación emprenderá el regreso a puerto nuevamente.

Navegando Patagonia tiene además opciones para celebrar cumpleaños, aniversarios, salidas grupales exclusivas o programar una salida en pareja, entre otras alternativas. Y nadie se despide de este paseo sin querer regresar. Porque navegar el Nahuel Huapi es descubrir que la naturaleza tiene incontables secretos para mostrarnos. Sólo hay que animarse a descubrirlos y disfrutarlos.

Aquí, en la Recepción de Villa Hunid, Ud. podrá solicitar toda la información necesaria para contratar esta excursión que, más que eso, es una experiencia de vida.

Roxana Arazi

Foto: navegandopatagonia.com

Suscríbase a nuestro blog

Entradas recientes

banner1
New Call-to-action