Invierno en Bariloche: Consejos útiles para manejar en rutas y caminos - Cómo actuar frente a Hielo Negro y Nieve

Topics: vacaciones de invierno en bariloche, invierno en bariloche, tips, como manejar en hielo y nieve

hielo-negro-1

Muchos turistas deciden emprender su viaje a Bariloche en vehículos propios. Es una experiencia interesante, sobre todo para quienes disponen de tiempo suficiente para arribar sin demasiada prisa, mientras se disfrutan los paisajes que van apareciendo sobre cada ruta y ciudad por la que se atraviesa hasta llegar a destino. Pero en invierno, es imprescindible extremar precauciones.

Tanto quienes vengan hacia Bariloche (provincia de Río Negro) desde el Norte como desde el Sur de la Argentina, deberán estar muy bien informados de las condiciones de transitabilidad de rutas y caminos, ante la presencia de hielo y/o nieve. Conociendo algunos detalles y siendo precavidos a la hora de emprender el recorrido, se podrán evitar accidentes de tránsito y momentos de tensión.

Antes de comenzar el viaje, y aunque parezca una obviedad, es imprescindible contar con un vehículo en perfectas condiciones de circulación, con el chequeo mecánico necesario previo a cualquier viaje. Luego, ya pensando en transitar en invierno por rutas de lugares que permanecen casi todo el día con temperaturas por debajo del punto de congelación, es necesario colocar algún anticongelante en el circuito de refrigeración del vehículo y revisar el estado de las cubiertas, para corroborar su adherencia. A partir de allí, existen varios consejos que serán de gran utilidad.

Primero que nada es necesario saber que cuando se habla de hielo, éste no siempre es visible. Es el denominado “hielo negro” y sin dudas el más peligroso, justamente porque quienes no conocen los caminos, difícilmente podrán percatarse del mismo, sobre todo en el asfalto.

¿Qué es el hielo negro?. Se denomina de esa manera a la acumulación milimétrica de humedad en sectores de pavimento que, expuesta a las bajas temperaturas, permanece congelada. El hielo negro se forma en los denominados conos de sombra, donde el sol no alcanza a derretirlo y es prácticamente invisible porque tiene la particularidad de ser transparente y vidrioso. A raíz de esas características, solo se ve el asfalto o el ripio por el que se transite, generando una ilusión óptica que no permite ver el hielo propiamente dicho.

Esta situación no es fácil de percibir y puede provocar el descontrol de los vehículos, con posibles despistes y vuelcos. Por ese motivo y como en época invernal suele ser habitual la presencia de hielo negro, la única manera de estar atentos y evitar maniobras bruscas es transitar como si hubiese hielo, tal y como lo conocemos.

Aquí algunos datos útiles para saber cómo actuar frente a la posibilidad de hielo negro y también de nieve:

  • No acelerar ni frenar con violencia. Por el contrario, utilizar la caja de cambios.
  • Estacionar siempre en la banquina y mantener las balizas encendidas.
  • No detener el vehículo en pendientes, puentes, curvas o lugares con baja visibilidad.
  • Recordar que en pendiente tiene prioridad el vehículo que va ascendiendo.
  • En caso de perder el control, no frenar. Levantar el pie del acelerador e intentar controlar el vehículo usando el volante.
  • Conservar la distancia de frenado con el vehículo que le precede. Esta debe ser mayor que en condiciones normales.
  • Viajar a velocidades bajas para que el vehículo no se desestabilice.
  • Acatar cualquier recomendación de los sitios oficiales, como por ejemplo: Gendarmería Nacional, Policía, Vialidad Nacional, etc.
  • Recordar que en sectores de sombra el hielo se mantiene prácticamente durante todo el día.
  • Ante cualquier emergencia, detener el vehículo. Si existe señal de telefonía móvil, comunicarse con la dependencia de la que se tenga agendado el número. Protección Civil Municipal de Bariloche dispone de la línea 103, las 24 horas. De lo contrario, aguardar a un próximo vehículo y solicitar su colaboración para llamar a quien corresponda o para que avise en el puesto de seguridad más cercano.

Claro está que si a esos consejos se le agregan algunos elementos específicos todo será más fácil y seguro. Por ejemplo cubiertas para nieve y hielo, o cadenas en todas sus variables: de acero, líquida o textiles. No es habitual que se puedan alquilar cadenas. Por ese motivo, la recomendación es comprarlas en comercios del rubro y, una vez que ya no se utilicen, guardarlas hasta el próximo viaje a zonas de nieve y hielo. Y si ese próximo viaje es nuevamente a Bariloche, sin dudas será porque nuestro destino habrá complacido sus expectativas!!!

Roxana Arazi

Suscríbase a nuestro blog

Entradas recientes

banner1
New Call-to-action