Puerto Blest y Cascada De Los Cántaros: el paraíso está en la tierra

Desde Bariloche una excursión impostergable

header_puertoblest

Todo Bariloche y su entorno son bellos. No hay lugar que no sea una invitación para las retinas. Sin embargo hay algunos lugares en donde no sólo las retinas se regocijan, sino también el alma!! Uno de esos sitios es Puerto Blest y la Cascada De Los Cántaros. Sinceramente pareciera que la naturaleza decidió instalar allí mismo el paraíso.

Es una excursión lacustre que demanda todo el día y vale la pena. O mejor dicho, vale la alegría!! Se zarpa en catamaranes desde Puerto Pañuelo, en la península de Llao Llao y camino a Circuito Chico y a través de la navegación sobre el lago Nahuel Huapi, se van recorriendo paisajes únicos e incomparables. Un guía irá narrando todo lo que asoma en esa geografía maravillosa y se irán descubriendo las tonalidades de verdes, azules y turquesas del Brazo Blest de ese imponente espejo de aguas gélidas, exuberante vegetación y cordones montañosos en las costas y sobre el horizonte y durante el trayecto, los pasajeros serán invitados a prestar especial atención cuando, al sonar de la bocina de la embarcación, el Capitán detenga los motores al pasar por el islote Centinela, lugar donde descansan los restos del Perito Francisco Pascasio Moreno, padre de los Parques Nacionales en la Argentina, para rendirle homenaje (http://blog.villahuinid.com.ar/6-de-noviembre-dia-de-los-parques-nacionales-argentinos) . Luego de ese instante de profundo silencio y respeto a su memoria, tras navegar un tramo más se arribará a la Cascada de los Cantaros. Allí los pasajeros descenderán para hacer un tramo de a pie, cuesta arriba aunque no de mucha dificultad, para internarse en la frondosa vegetación de la selva Valdiviana, llegar al Lago Cántaros desde donde nace la cascada y desde allí disfrutar de la presencia contundente de un alerce de más de 1.500 años de existencia. Una vez finalizado ese paseo y nuevamente dentro del catamarán, se navegará apenas unos minutos más para llegar finalmente a Puerto Blest, un lugar que turistas de todo el mundo comparan con lo que imaginan es el paraíso!!! Allí mismo se puede visitar la bahía sobre el Nahuel Huapi y conocer las márgenes del Lago Frias, de increíbles aguas verdes y transparentes que provienen de uno de los glaciares del Cerro Tronador, límite natural entre Argentina y Chile.

Es en la bahía concretamente donde se encuentra la emblemática “Hostería Blest”, en la que se alojaron huéspedes de todo el planeta, incluyendo famosas personalidades. Después de muchos años de permanecer cerrada, la hostería fue remodelada para su reinauguración y se ha convertido en un lugar ideal para quienes optan por descansar en un entorno único, donde el silencio de la naturaleza y las postales tanto diurnas como nocturnas, de incomparable belleza, vuelven mágica la estadía. Perfectamente ambientada para que los pasajeros sientan confort y calidez en servicios y atención, la hostería cuenta además con un restaurante gourmet para paladares exigentes y otro espacio gastronómico con diferentes opciones para quienes deseen algo menos elaborado o clásico. La única forma de arribar a este alojamiento turístico es navegando el lago Nahuel Huapi o bien cruzando desde el país vecino de Chile, a través del paso Pérez Rosales.

Quienes pernoctan en la hostería, suelen quedarse también para poder realizar al día siguiente (aunque puede hacerse en el mismo día), la extensión de la excursión hacia Lago Frías. Para ello partirán desde Puerto Blest en ómnibus y tras recorrer unos 3 km aproximadamente llegarán hasta Puerto Alegre, desde donde una moderna embarcación los trasladará para navegar el Lago Frías, de intenso color verde generado por diminutas partículas de roca pulverizada proveniente del roce del glaciar con las paredes del Cerro Tronador. En ese marco natural asoma además la imponente cumbre blanca, que sobresale entre el paisaje boscoso, vista que sólo se puede apreciar desde la embarcación. Luego de navegar unos 20 minutos más arribarán a Puerto Frías, próximo al límite con Chile y luego de permanecer unos minutos en tierra firme, emprenderán en recorrido de regreso nuevamente hacia Puerto Pañuelo.

Esta excursión, un paseo de los impostergables para quienes arriban a Bariloche, es prestada por la empresa Turisur: https://www.turisur.com.ar . Si no disponen de vehículos propios para trasladarse hasta Puerto Pañuelo, pueden contratar un transfer al momento de adquirir los tickets de la excursión, o bien solicitarlo en la Recepción de Villa Huid Hotel & Spa. Pero también pueden arribar hasta el lugar en transporte urbano de pasajeros, para lo cual siempre es necesario consultar con tiempo, los horarios y frecuencias del servicio, datos que pueden consultar desde aquí: http://blog.villahuinid.com.ar/transporte-p%C3%BAblico-en-bariloche-c%C3%B3mo-moverse .

Ahora sí, luego de concretar la excursión a Puerto Blest y la Cascada De Los Cántaros, podrán afirmar Uds. también que el paraíso terrenal existe y está a pocos kilómetros de Bariloche!!!!!

Roxana Arazi

Suscríbase a nuestro blog

Entradas recientes

banner1
New Call-to-action