Teleférico Cerro Otto: No podrá funcionar en la temporada invernal

Topics: vacaciones de invierno en bariloche, invierno en bariloche, vacaciones de invierno, vacaciones en bariloche, turismo en bariloche, Bariloche, cerro otto, confiteria giratoria bariloche, actividades en bariloche, paseos en bariloche

bello invierno en la cumbre

Complejo Turístico Teleférico Cerro Otto, una de las excursiones tradicionales de San Carlos de Bariloche, acaba de anunciar que no funcionará en esta temporada invernal 2018. Tras 44 años de servicios ininterrumpidos, el Teleférico conocido por sus "manzanitas rojas", detectó al inicio del cierre en el que realiza habituales tareas de mantenimiento previo a cada temporada alta, una falla en el cable portante del medio de elevación.

Todos los años, en mayo y en noviembre (previo al inicio de cada temporada "alta"), Teleférico Cerro Otto cierra sus puertas al público durante algunos días para realizar tareas habituales de mantenimiento no sólo de infraestructura sino también del medio de elevación propiamente dicho. Personal del complejo, técnicos e ingenieros, se abocan durante esas semanas a verificar que la estructura mecánica que transporta las 42 góndolas con capacidad para 4 pasajeros sentados c/u de ellas, esté en perfectas condiciones, garantizando así la seguridad de los mismos.

Durante este cierre, que comenzó a principio del mes de mayo, se detectó una falla en el cable portante, pese a que su vida útil tenía un tiempo estimado de 40 años más. La misma fue verificada no solo por personal del complejo, sino también por técnicos del INTI (instituto Nacional de Tecnología Industrial de Argentina) con quienes se trabaja de manera permanente, también en la certificación de seguridad del medio de elevación.

Oscar Borrelli, gerente general del Teleférico Cerro Otto y vicepresidente de la Fundación Sara María Furman (*), propietaria de este complejo, informó que "el cable portante cada 10 años tiene un corrimiento lógico por su uso" y que "la próxima verificación y ajuste del mismo correspondía hacerla en 2019, de manera preventiva como suele hacerse". Tras detectarse esta situación explicó que "la falla fue analizada por técnicos, e incluso se contactó a un especialista norteamericano para evaluar la posibilidad de realizar una reparación". Sin embargo, pese a esa alternativa, las autoridades del complejo turístico coincidieron en que "cambiar el cable averiado sería la solución más segura" y que teniendo en cuenta que se iba a tener que cerrar toda la temporada invernal, era oportuno "cambiar los dos cables portantes" y dejarlos a nuevo de aquí en adelante. Cabe mencionar que en 2015 se anticipó el recambio de la totalidad del otro cable (Tractor), para garantizar también su seguridad y pese a que aún estaba en buenas condiciones.

En esta oportunidad el cable a cambiar demanda su fabricación, que ya fue encargada por la Fundación Sara María Furman a la empresa IPH, uno de los mayores referentes en la producción de cables de acero de América Latina y una vez que el mismo llegue a Bariloche, se procederá a su instalación, a realizar las pruebas de rigurosidad, a certificar su seguridad con normas internacionales y luego de eso, Teleférico Cerro Otto, procederá a la reapertura del complejo, estimándose en principio para los primeros días de septiembre de 2018.

Priorizar la seguridad sobre las pérdidas millonarias que generará mantener cerrada durante el invierno 2018 esta excursión prácticamente obligada para cada visitante que llega a San Carlos de Bariloche, ha sido indudablemente una decisión acertada y fue muy bien vista por agencias y operadores de viaje, por el público en general y por las autoridades gubernamentales de la ciudad de Bariloche y de la provincia de Río Negro, quienes destacaron la responsabilidad y seriedad características de Teleférico Cerro Otto.

Una vez que se produzca su reapertura, los visitantes podrán disfrutar nuevamente de las variadas actividades que ofrece el complejo recreacional, pensadas para todas las edades. Quizás ese sea el motivo por el cual es la excursión preferida por grupos familiares.

Deslizamiento en trineos por la pendiente de la montaña y caminatas con raquetas para nieve en invierno; Otto Kart (vistosos inflables que reemplazan a los trineos fuera de época invernal); Funicular de la Cumbre, único medio de transporte en la cima de la montaña; terrazas y decks panorámicos con las mejores imágenes del Parque Nacional Nahuel Huapi; su tradicional Confitería Giratoria rodeada de amplios ventanales que en 20 ó 40 minutos permiten observar todo ese paisaje a 360º mientras se degusta alguna exquisitez de su amplia carta; la exclusiva Galería de Arte en donde se exponen calcos exactos certificados por el gobierno de Italia, en tamaño original y copiados de los originales de El David, La Piedad y El Moisés, del artista italiano Miguel Angel Bunarroti o conocer la Disco y Microcine "Otto House Music", en donde un DJ ameniza con música y efectos especiales los encuentros de grupos estudiantiles y de quienes arriban a través de diferentes agencias turísticas, para luego convertirse en un espacio donde poder disfrutar diversos videos documentales, son algunas de las opciones que el visitante encontrará a 1405 metros de altura s.n.m..

Algo a tener en cuenta también es que el complejo dispone de una flota de buses gratuitos que trasladan a los pasajeros hasta la base del Teleférico (Km 5,000 de Av. De los Pioneros), desde y hacia el centro de la ciudad, servicio que también puede solicitarse en el hotel donde se encuentren alojados.

(*) Este complejo recreacional tiene un slogan que lo destaca: "Teleférico Cerro Otto… donde el placer tiene un fin solidario". Y eso es así. Porque quienes ascienden a la cumbre deben saber que con la compra de sus tickets están colaborando con la donación anual del total de las utilidades generadas por la excursión a entidades de bien público que trabajan con sectores vulnerables, y que se concretan a través de su propietaria, la Fundación Sara María Furman de la siguiente forma: 50 % a la Asociación Cooperadora del Hospital Público de Bariloche y el 50% restante a dos entidades de la comunidad judeo argentina de Buenos Aires: la Asociación Civil ORY, que trabaja con niños con discapacidades y a la Fundación Nuevo Hogar y Centro de Ancianos LeDor VaDor. En 2017 esa donación alcanzó la cifra récord de 13 millones 200 mil pesos argentinos (13.200.000 $).

El detalle de las donaciones y toda la información de Teleférico Cerro Otto, puede encontrarse en www.telefericobariloche.com.ar, la excursión que espera poder recibir nuevamente a cada turista que llegue a Bariloche, a partir de septiembre de 2018.

Roxana Arazi

Suscríbase a nuestro blog

Entradas recientes

banner1
New Call-to-action