Turismo Religioso en Bariloche: Una Tendencia que se Impone - Hoy, Capilla San Eduardo, en Llao - Llao

Topics: paseos en bariloche, Bariloche, vacaciones en bariloche, circuito chico bariloche, turismo religioso en bariloche, capillas antiguas de bariloche

CAPILLA SAN EDUARDO

San Carlos de Bariloche cuenta con una importante cantidad de iglesias, parroquias y capillas dignas de ser visitadas, más allá de la religión que profese cada uno, por la distinción que les otorga el diseño arquitectónico, su decoración sencilla - no por eso menos atractiva - y el entorno natural que rodea a muchas de ellas. Y también porque guardan íntima relación con la historia de la Patagonia: sus inmigrantes europeos, las tradiciones de los pueblos originarios y la Conquista del Desierto.

En esta oportunidad nos referiremos exclusivamente a la Capilla “San Eduardo” porque el circuito de turismo religioso en Bariloche es muy amplio y cada una de ellas merece un capítulo individual.

Ubicada en el km 25,000 de Av. Bustillo, sobre una loma antes de llegar al punto exacto donde se erige el majestuoso Hotel Llao - Llao, a metros de Puerto Pañuelo (sobre la costa del lago Nahuel Huapi) y al inicio de lo que se denomina “Circuito Chico”, esta Capilla guarda una perfecta armonía con el paisaje que la circunda.

Construida en el año 1939, poco tiempo después de la inauguración del emblemático hotel de Bariloche, sobre un lote de la Administración de Parques Nacionales de 6.862.94 m2., la capilla tiene 260 m2 y fue erigida tras una donación que realizara Juana González de Devoto, viuda de Bartolomé Devoto, un adinerado italiano arribado a la Argentina con tan solo 15 años, en los albores de 1850, con quien tuvo 4 hijos, 3 mujeres y un varón. Según algunas fuentes consultadas, una de sus hijas, María Rosa, contrajo matrimonio con el arquitecto Alejandro Bustillo y habría sido este profesional quien sugirió a su suegra realizar una Capilla en honor a don Eduardo. Pero como la historia nunca es tan exacta, hay otras versiones que indican que habría sido erigida por la viuda de Devoto en honor a otro Eduardo, el hijo del Presidente Argentino entre 1932 y 1938, Agustín Pedro Justo, quien perdió la vida en un accidente aeronáutico en las costas de Uruguay.

Se trata de una de las obras más relevantes de Alejandro Bustillo. De estilo pintoresquita con caracteres neogóticos, típicos de una arquitectura europea, fue construida en mampostería revestida con un basamento de piedra y troncos de ciprés que rodean toda la planta rectangular, con cubierta de tejuela de madera a dos aguas, una pequeña torre de campanario sobre su frente en forma de aguja y una nave con sacristía. Los vitrales realizados por los artistas plásticos Vicente Forte y Vázquez Málaga, en los que predominan las formas geométricas, le otorgan un valor artístico exquisito. Tras deteriorarse uno de los vitrales de Forte, el mismo fue reemplazado por una réplica que guarda los característicos contrastes y formas del original realizada por el artista Jerman. Esa decoración se ve enriquecida con la donación de un friso que realizara en 1973 el reconocido pintor argentino, Raúl Soldi (1905 - 1994). Se trata del "Retablo", una obra que recrea la vida de San Eduardo “El Confesor” - el último de los reyes anglosajones antes de la conquista normanda - y que originariamente fue un tríptico para luego ser remodelado y convertido en la cruz del altar, tal como puede admirarse en la actualidad.

La Capilla San Eduardo, construida antes que la Catedral Mayor de Bariloche (http://blog.villahuinid.com.ar/catedral-nuestra-senora-del-nahuel-huapi-icono-arquitectonico-de-san-carlos-de-bariloche ), es visitada por turistas de todo el mundo sin importar la religión que profesen, porque es considerada una verdadera obra de arte y en la que muchos de quienes la visitan, suelen vivenciar - en su interior y en silencio -, un especial clima de espiritualidad. Su Párroco es el Padre Gustavo Brianese y el Vicario Parroquial, el Padre Eduardo de Paola. Pertenece a la Diócesis de San Carlos de Bariloche y las misas se celebran todos los domingos a las 11 horas.

Se trata de una de las Capillas más antiguas de Bariloche. Desde allí se puede además iniciar una caminata por el bosque del Parque Municipal Llao-Llao y recorrer el Circuito Chico, uno de los puntos de interés turístico más concurridos de Bariloche, en donde se conjugan paisajes naturales, típica arquitectura de la zona y gran parte de la identidad de la ciudad.

Recuerde que aquí, en recepción de Villa Huinid, el personal está siempre dispuesto a facilitarle la información que requiera para disfrutar de cada paseo durante su estadía en Bariloche.

Roxana Arazi

Foto: flickr.com

Suscríbase a nuestro blog

Entradas recientes

banner1
New Call-to-action