XVº Peregrinación Náutica de Nuestra Señora del Nahuel Huapi

Topics: turismo religioso en bariloche, Eventos

Bariloche recibe a la Patrona de la ciudad

20160306061159e3e77fc098395bcdffe1058d6d2f5e80_med

Nuevamente y en su décimo quinto año consecutivo, la Patrona de Bariloche “Nuestra Señora del Nahuel Huapi” arribará en Peregrinación Náutica la ciudad y será recibida en el Puerto San Carlos, a metros del Centro Cívico, por pobladores, peregrinos, parroquianos y turistas que llegan a esta recepción desde distintos lugares, acompañados por la Banda Musical del Ejército Argentino.

Esta XVª Peregrinación, que no tendrá su recorrido habitual (*), será el domingo 3 de marzo de 2019 y partirá desde el Club Náutico, ubicado a 4 km aproximadamente del centro de Bariloche, sobre Avenida Bustillo, para arribar al Puerto de la ciudad a las 10 de la mañana aproximadamente en lanchas de la Prefectura Naval Argentina. Desde allí la imagen de la Virgen será llevada por los fieles en una procesión que se caracteriza por sus cantos de fe y oraciones y por una lluvia de pétalos de rosas que son arrojados por los participantes para marcar la huella del trayecto, hasta arribar al Centro Cívico. Terminada la ceremonia, Nuestra Señora del Nahuel Huapi será trasbordada a vehículos de Bomberos Voluntarios para dar inicio a la caminata por calle Mitre, la arteria principal de la ciudad, hasta calle Beschtedt y luego encaminarse hacia “su casa”, la Iglesia Catedral, en la que será recibida también con canciones y lluvia de pétalos de rosas. Acto seguido, aproximadamente a las 11 de la mañana, se celebrará la Santa Misa.

La tradicional Peregrinación Náutica de la Virgen patrona de Bariloche busca rescatar la memoria de lo que la historia de la Iglesia Católica define como el “encuentro entre los pueblos originarios de nuestra tierra y el Evangelio” a través de distintas misiones jesuíticas y destaca a la Misión del Nahuel Huapi (1670 – 1717) como la que “ella (la Virgen) eligió, a orillas del lago, para pasar entre el pueblo de la Patagonia” y que tuvo como principal protagonista al sacerdote Nicolás Mascardi.

Para esta oportunidad el Obispado de Bariloche convoca a acompañar a la Virgen “navegando mar adentro, junto a María, nuestra Madre; mar adentro de nuestro corazones, hacia la Misión Nahuel Huapi, para hacer memoria de la misma y de aquellos hombres que lucharon por la libertad social y espiritual de los pueblos aborígenes de aquel tiempo, marcando a fuego nuestras propias raíces históricas”. De la misma manera invita a apropiarse del “buen momento para acercarnos y agradecer sus favores y pedirle por nuestros seres queridos, por salud, por trabajo, por paz, ofreciéndole humildemente el corazón con toda la fe puesta de manifiesto en la oración, una oración sincera hecha desde lo más profundo de nuestro ser”. “Sí, es un buen momento para darle paz al alma poniéndonos a su cuidado y protección”, reflexiona. (https://blog.villahuinid.com.ar/turismo-religioso-en-bariloche-25-anos-de-la-diocesis-de-san-carlos-de-bariloche).

La convocatoria está abierta a la toda persona que desee participar y es, de hecho, una ceremonia a la que suelen asistir turistas que se encuentran de descanso en Bariloche, pero también muchos visitantes que llegan a la ciudad motivados por la peregrinación náutica propiamente dicha o porque forman parte de los viajeros que hacen turismo religioso. Y Bariloche ha cobrado un fuerte impulso en esta tendencia en los últimos años ( https://blog.villahuinid.com.ar/turismo-religioso-en-bariloche-una-tendencia-que-se-impone-hoy-capilla-san-eduardo-en-llao-llao).

(*) Recorrido oficial: la Peregrinación Náutica propiamente dicha, en realidad, se realizaba habitualmente embarcando desde Puerto San Carlos junto a la imagen de la Virgen; se navegaba la costa hasta la Iglesia Catedral y continuaba hasta Dina Huapi. Desde allí se cruzaba a Puerto Venado, en la península Huemul, donde se presume que estuvo asentada la última misión jesuítica tres siglos atrás, y se realizaba una respetuosa y emotiva invocación religiosa que culminaba arrojando ofrendas florales al lago Nahuel Huapi. Luego se navegaba en dirección al Brazo Campanario, pasando por entre la isla Huemul y el extremo sur de la Península de San Pedro y desde allí se navegaba de regreso hasta el Puerto San Carlos, donde se desembarcaba la imagen de la Virgen y se la trasladaba en procesión a pie hasta el Templo Mayor de Bariloche, la Iglesia Catedral (https://blog.villahuinid.com.ar/catedral-nuestra-senora-del-nahuel-huapi-icono-arquitectonico-de-san-carlos-de-bariloche ).

Ese fue el recorrido durante las primeras peregrinaciones, pero desde hace ya unos años y debido a la disminución del nivel de las aguas del lago Nahuel Huapi, que se nutre de lluvias y deshielo, el nivel mínimo de seguridad entre el lecho del lago y el casco de las embarcaciones grandes no es el óptimo y reviste peligrosidad, por lo cual se ha decidido realizar las modificaciones necesarias que posibiliten continuar con la tradición, sin riesgos.

Roxana Arazi

Suscríbase a nuestro blog

Entradas recientes

banner1
New Call-to-action