Stollen: “el pan de la Navidad” Infaltable durante la celebración en Bariloche

Topics: navidad en bariloche

thumb_article_big_alemania-navidad-pan-stollen-dresde-sabores-receta

Es época de fiestas. Y las elaboraciones gastronómicas ocupan un rol importante. Las mesas se visten de rojo, verde, blanco, dorado y sobre ellas gran cantidad de sabores y aromas inundan cada ambiente. Hay que celebrar. Y cada uno lo hace a su manera.

La Navidad en Bariloche tiene un producto en particular que suele estar muy presente para acompañar el brindis: el “Stollen” alemán. Casi todas las panaderías y chocolaterías de la ciudad elaboran sus propias recetas y es casi imposible definir cuál es el más rico!!!.

El “Christstollen” o “pan de Christ de Noël “, pero más conocido como “Stollen”, es un postre navideño (aunque en Bariloche se lo consume todo el año), con orígenes en Alemania hace más de 600 años. Su forma recuerda a un bebé recién nacido envuelto en pañales, por eso se cubre de polvo de azúcar impalpable, y es una manera de representar al niño Jesús. Las primeras elaboraciones eran muy austeras y se hacían solo a base de harina, aceite y agua respetando la temporada de adviento (en la que se espera la llegada del Redentor) y en la que habitualmente se ayuna o se ingieren sólo los alimentos básicos, sin mantequilla ni leche. La primera mención de este postre en un documento data del año 1329 en Naumburgo a orillas del Río Saale, como un regalo de Navidad ofrecido a un obispo.

Narra la historia que luego, en 1430, Kurfurst Ernst (Príncipe de Sajonia) y su hermano el Duque Alberto presentaron una súplica al Papa Nicolás V, para que se les permitiese incorporar mantequilla en la receta tradicional, lo que no les fue aprobado. Sin embargo en 1491 el 213º Papa, Inocencio VIII, finalmente concedió la autorización y redactó la denominada “Carta de la mantequilla” (Butterbrief), pero con varias condiciones. Por ejemplo, debía sustituirse el aceite por la mantequilla en vez de añadirla, y cada vez que se elaborase un “Stollen” debía pagarse a la Iglesia para ayudar a construir la Catedral de Freiberg o Catedral de Santa María (antigua iglesia de Alemania de origen medieval que hoy es el principal templo evangélico-luterano de Sajonia, en la ciudad de Freiberg).

Posteriormente, Heinrich Drasdo (famoso pastelero de la corte alemana en esa época), decidió innovar añadiendo frutos secos a la fórmula y así el “Stollen” comenzó a instalarse prácticamente como se lo conoce en la actualidad con un preponderante sabor a almendra. En un principio era un postre para la nobleza exclusivamente, pero en 1730 Augusto II de Polonia encargó uno de esos panes de 1,8 toneladas que se distribuyó en 24.000 porciones. Eso hizo que se extendiera a todas las clases sociales y fue ese hecho el que dio origen a la famosa 'Stollenfest' en Dresde (Capital de Sajonia - Alemania), que se celebra anualmente el sábado antes del segundo adviento.

La denominación de "Dresdner Stollen" era libre y podía ser elaborado por cualquier pastelero de Alemania. Sin embargo durante la reunificación de Alemania se debatió la denominación de origen del Stollen y desde 1997 sólo se puede llamar "Dresdener Stollen" a los que se producen en Dresde, protegiendo de esa manera las recetas originales de aproximadamente 150 pasteleros de esa ciudad. Es, allí, marca registrada.

Queda claro que así y todo, el “Stollen” o “Pan de la Navidad” se convirtió en un panificado internacional y que en cada ciudad, cada pastelero tiene su propia receta. Se le han ido incorporando algunos productos pero conservando siempre su sabor original.

Aquí en Bariloche, como en muchas ciudades de país y del mundo, y pese a que en el Hemisferio Sur estamos en verano (https://blog.villahuinid.com.ar/como-es-el-clima-de-bariloche-en-verano ), las mesas en las fiestas de Navidad y Año Nuevo presentan muchos productos con alto contenido calórico y muy elaborados, propios de las tradiciones del Hemisferio Norte en donde es invierno. Es que la tentación gastronómica no respeta latitudes ni temperaturas. Y allí aparecen las distintas variedades de “Stollen”, adquiridas en cualquiera de los locales de elaboración exclusiva de panificados, tanto como en las reconocidas Chocolaterías que desde hace muchos años ya han ampliado sus producciones también a la repostería artesanal (https://blog.villahuinid.com.ar/bariloche-capital-nacional-del-chocolate-sus-inicios-y-un-museo-propio ). Y dentro de esas producciones, las recetas de origen germano ocupan un importantísimo lugar. Nada extraño si se recuerda que una de las principales corrientes migratorias a esta ciudad cordillerana provino de Alemania.

¡¡Navidad en Bariloche!!. Momento de celebración, de disfrutar paisajes naturales y de acompañar cada instante con alguna exquisitez de la gastronomía regional. La recomendación para estas fechas: el típico “Stollen” barilochense!! Sabroso, sutil, ideal para degustar bajo el cielo estrellado de este verano, brindando con una copa de espumante por un 2019 mejor para todos!!

Desde Villa Huinid Hotel & Spa deseamos que así sea y que su estadía en Bariloche se convierta en recuerdos inolvidables que los inviten a querer regresar pronto. O mejor dicho: siempre!!!

Felicidades!!!!

Roxana Arazi

Suscríbase a nuestro blog

Entradas recientes

banner1
New Call-to-action